1
2
3
4
5
11 de Octubre, 2017
Disfrutar de Lotura II de Eduardo Chillida en el Museo de Arte Contemporáneo

Caracas, 11 de octubre de 2017 (Prensa FMN) Lotura II de Eduardo Chillida es la escultura seleccionada por el Museo de Arte Contemporáneo para acercar al público, durante octubre, al universo de este emblemático artista. La obra data de 1991, es de acero oxidado y pertenece a la colección Fundación Museos Nacionales/MAC.

La pieza se escoge a propósito del programa La obra del mes desarrollado por FMN del Ministerio del Poder Popular para la Cultura y responde a los propósitos pedagógicos que acciona permanentemente MAC a través del departamento de educación.

Hurgar en el trabajo de Chillida es conocer la opinión de muchos expertos, así indican los investigadores del MAC: es por ejemplo citar al poeta polifacético Gaston Bacherlard cuando decía; “El hierro de Chillida no es el hierro de nadie. Este singular herrero tiene verdaderamente sueños de hierro, dibuja con hierro, ve con hierro”.

También implica recordar a la investigadora Bernarda Chaparro, quien explica que Chillida desarrolló su trabajo: “bajo un cuidadoso proceso en el que expresó sus inquietudes estéticas con la mirada puesta en las raíces del artesanado de España -su tierra natal-, por lo cual su lenguaje plástico puede entenderse como una fusión de tradición y contemporaneidad”.

La obra Lotura II —palabra que en lengua vasca significa «enlace»— “es una composición abstracta que representa la fuerza expresiva de las imágenes emblemáticas de Chillida, así como la atracción del artista por el elemento ferroso. La pieza, asentada en un rudo bloque, extiende su ritmo al espacio a través de una columna que se abre en tres puntos para rematar la cúspide. Dentro de su verticalidad, la escultura destaca por la dinámica espacial de las divisiones que se bifurcan para terminar entrelazándose.”

A juicio de Chaparro, “la fuerza visual de la estructura se potencia con el empleo del óxido” que recuerda “las perspectivas primitivas de la herrería vasca. Todas estas referencias culturales ubican a Eduardo Chillida como un legítimo renovador de la herencia transmitida por sus predecesores”.

Eduardo Chillida (1924-2002) nace y muere en San Sebastián, provincia de Guipúzcoa, en la comunidad autónoma del País Vasco, España. Su obra empieza a tomar cuerpo en París, ciudad  donde efectúa las primeras tentativas de modelar pequeñas figuras en yeso impresionado por la estatuaria griega arcaica.

Desde los proyectos realizados a partir de 1948 hasta los últimos, experimenta un recorrido a través del hierro, el acero, la madera,  el alabastro, el hormigón y el barro, esculturas en las que plantea un problema espacial que trata de resolver con la ayuda del material, atendiendo a sus propiedades e intentando captar el espacio a base de ritmos geométricos que se estructuran arquitectónicamente.

No puedes perder esta oportunidad, recuerda que MAC se ubica en la Zona cultural de Parque Central (FIN/ Teresa Quilez)